Coco Chanel dijo la famosa frase: “Viste de forma vulgar y recordarán el vestido. Viste impecablemente y recordarán la mujer”. La misma idea se aplica a los espacios donde vivimos. Cuando se aplican materiales de la máxima calidad con maestría, el resultado es inolvidable.

Knoll

Los muebles Knoll son la joya de la corona de cualquier oficina, vestíbulo u hogar. La empresa, fundada en 1938, es famosa en todo el mundo por sus colecciones innovadoras producidas con un compromiso inquebrantable con la excelencia de los materiales y la fabricación experta.

Muestra de excelencia

El enfoque pionero de la empresa respecto a la tangibilidad comienza por uno de los símbolos más omnipresentes del diseño de interiores: la muestra de tela. Florence Knoll las inventó. Otras empresas ofrecían muestras, pero Florence, formada en arquitectura, tenía experiencia práctica en la importancia de comprender los materiales. Por este motivo, Knoll fue la primera empresa que montó muestras de tela sobre tarjetas de identificación repletas con la información que los diseñadores de interiores necesitan para trabajar en sus proyectos. El uso evolutivo y revolucionario de los materiales por parte de la empresa va más allá de los tejidos. Knoll es reconocida en todo el mundo por su uso innovador de la madera, el mármol y el metal.

Dominio del mármol

Igual que un vestido de alta costura confeccionado con la tela más lujosa, cuando Knoll utiliza mármol, siempre lo hace con un corte preciso y la aplicación es única.

Las mesas Grasshopper de Piero Lissoni, y las colecciones de Florence Knoll, Eero Saarinen y otros diseñadores, se ofrecen en distintas y hermosas piedras extraídas de forma sostenible en canteras de Italia y Eslovenia. El compromiso con la calidad guía todo lo que hace Knoll, razón por la cual la empresa utiliza solo mármoles de la más alta calidad, elegidos por sus favorables cualidades de trabajo y con pocos defectos o huecos geológicos. Encontrar mármoles de alta calidad no es fácil y menos del 10 % están a la altura del estándar de Knoll.

“Cada material tiene características específicas que debemos entender si queremos utilizarlo”

Ludwig Mies van der Rohe

Determinar dónde cortar el mármol para optimizar la máxima calidad y las partes más hermosas de cada losa requiere la experiencia de maestros en piedra altamente cualificados, que analizan las vetas y los patrones para determinar el corte final. Luego, artesanos expertos hacen el acabado de los bordes a mano antes de aplicar el exclusivo acabado sin mantenimiento de la empresa para crear una superficie duradera y no porosa que evita las manchas. Desde 1958, Knoll se ha adherido a los estándares más estrictos y a técnicas consagradas por el tiempo para trabajar la piedra natural.

Knoll

Dominio del metal

Florence y Hans Knoll dieron a los diseñadores libertad para experimentar con los medios de su elección. Este enfoque dio lugar al diseño de numerosos productos notables, incluida la colección de sillas de alambre de Harry Bertoia, que dedicó casi dos años a experimentar y perfeccionar su habilidad técnica con los metales antes de mostrar su silla a Florence y Hans. “Cuando se trataba de varillas o alambres, ya fueran curvados o rectos, me sentía como en casa”, afirmó Bertoia.

El diseño de Bertoia no solo era innovador, sino que, como no había nada parecido, también tuvo que encontrar la manera de hacerlo. Trabajando con Richard Schultz y Don Petitt, Bertoia inventó un proceso de fabricación (doblar las varillas a mano, tejerlas a mano para formar un marco y soldar cada una individualmente en su lugar), que sigue siendo la forma de fabricar la colección Bertoia actualmente.

“Las formas de alambre ofrecen gran variedad de expresiones. Sus construcciones pertenecen al espacio más que al suelo, y sus configuraciones pueden ser ligeras, aireadas, casi flotantes”.

Harry Bertoia

Knoll

Un enfoque sostenible y festivo a la madera

Desde el principio, la madera ha sido una parte crucial del ADN de Knoll. Desde las primeras colecciones del diseñador danés Jens Risom, conocido por su dominio de la artesanía y el enfoque escandinavo de los materiales, hasta la introducción del primer sistema de oficina totalmente de madera del sector en 1973, Knoll sabe cómo combinar la calidez y la resistencia al desgaste natural de la madera con diseños limpios y modernos.

La madera invita al exterior al interior, aportando sensación de bienestar en los interiores como ningún otro material. La investigación ha demostrado que la madera es uno de los materiales más beneficiosos para los interiores por su influencia en la respuesta psicológica y fisiológica al espacio.

Teniendo en cuenta todos los beneficios de este material, protegerlo de un uso excesivo resulta todavía más importante. Por este motivo, Knoll ha sido líder en acción ambiental desde 1978, cuando comenzó a aplicar iniciativas de tecnología limpia que han obtenido el reconocimiento del sector y de las agencias reguladoras, incluida la EPA. Las instalaciones de fabricación de Knoll de todo el mundo cuentan con la certificación ISO 14001. Además, el Forest Stewardship CounciL® (FSC® C028824) garantiza que los productos con la marca FSC se fabrican con madera de bosques donde se protegen los valores medioambientales, sociales y económicos.

Ludwig Mies van der Rohe también destacó por el uso innovador del metal. Cuando Florence y Hans se asociaron con él para fabricar sus diseños, sugirieron algunos cambios basados en su experiencia en materiales. Para la Silla Brno, que Mies hizo originalmente con una estructura tubular de acero, Florence propuso hacer también una versión con metal laminado para darle un aspecto más refinado, como la Silla Barcelona. Décadas más tarde, Knoll sigue fabricando las dos versiones de la Silla Brno.

Florence y Hans Knoll sabían que no solo fabricaban muebles, sino que estaban creando obras de arte. Desde Bertoia y Mies hasta obras de Marcel Breuer y Warren Platner, Knoll es líder en trabajos innovadores en metal.

Knoll